Visítanos El edificio
Visítanos Espacio Fundación Telefónica

El 3 de julio de 2014 el Espacio abrió sus puertas totalmente renovado, impulsando distintas formas de aprendizaje, creatividad y pensamiento, invitando a la participación activa del público y promoviendo experiencias sorprendentes y transformadoras. Acá, la historia de nuestro edificio.

Espacio Fundación Telefónica
Arenales 1540 – C1061AAR, Buenos Aires – República Argentina
TwitterFacebookWhatsApp
L M X J V S D
14:00 - 20:30
CERRADO
Cómo llegar
4
Subte Línea D – Estación Callao
3
Colectivo 10, 17, 21, 37, 39, 59, 60, 101, 102, 110, 111, 124, 132, 150, 152
TwitterFacebookWhatsApp

El 3 de julio de 2014 el Espacio abrió sus puertas totalmente renovado, impulsando distintas formas de aprendizaje, creatividad y pensamiento, invitando a la participación activa del público y promoviendo experiencias sorprendentes y transformadoras. Acá, la historia de nuestro edificio.

A fines del S XIX, antes de que la Unión Telefónica adquiriera el inmueble, éste alojaba a una empresa de “servicio fúnebre y carruajes de remise” de bastante importancia comercial en el barrio.

A comienzos de la década del 20´, los avances de la tecnología y la demanda de los usuarios de un servicio más eficiente orientaron las acciones de la Unión Telefónica a la conversión de las oficinas manuales en oficinas automáticas. En el marco de este proyecto de automatización de las centrales, se inauguraron las oficinas de Barracas, Corrales, Retiro y Plaza. Esta última, situada en Arenales 1540 es la actual sede del Espacio Fundación Telefónica.

En abril de 1920, la Unión Telefónica era el nuevo propietario del edificio, el cual debía estar en armonía con la arquitectura que se estaba desarrollando en la zona. En cada caso, los arquitectos diseñaban los edificios de cada central de acuerdo con el emplazamiento, la normativa y los estilos arquitectónicos predominantes en la época.

El edificio de la Central Plaza , así como el equipamiento automático que se instalaría y que representaba la tecnología más avanzada para Buenos Aires hicieron de ésta una sucursal importante para la empresa

En 1925 la empresa había concluido las obras de Arenales 1540, poniendo en funcionamiento un edificio con sótano, planta baja, primero, segundo y tercer piso, con salas
de comunicaciones en los tres pisos altos. En 1942 el predio concentraba las centrales automáticas previstas para la zona. En su interior se desarrollaba la actividad de tres sucursales: Plaza, Juncal y Callao, con una importante cantidad de operadoras y operadores, empleados de planteles interior y exterior y jefes para las áreas comercial, de asignaciones y el repartidor general.

Los vecinos del barrio recuerdan el edificio principalmente por el estilo de su fachada. Debido a la naturaleza de su servicio, los abonados no concurrían al predio, de manera que las actividades que se desarrollaban en su interior se adivinaban a partir de los pocos elementos que se percibían desde el exterior. A través de rejas y mosquiteros, el vecindario intuía un mundo automatizado.

Luego de la privatización de Entel, la Central Juncal -ex Plaza- fue uno de los edificios elegidos para la conversión al sistema digital. Cuatro plantas habían sido necesarias para el funcionamiento de la central automática, y solo dos fueron ocupadas por la central digital, de modo que quedaron libres las otras dos plantas completas.

En 1999 se creó en España la Fundación Telefónica , y se invitó a Chile, Argentina, Brasil y Perú, a establecer similares fundaciones en cada uno de los países. En la Argentina , la Fundación ya estaba constituida desde junio de 1991, pero con escasas actividades. Fue relanzada el 4 de Enero de 1999 con el proyecto de desarrollar actividades culturales. Para la concreción de estas actividades se eligió el edificio de la calle Arenales al 1500 por su valor histórico, su buen estado de conservación y porque contaba con el espacio disponible cedido por las nuevas tecnologías.

La remodelación del edificio fue llevada a cabo por el departamento inmobiliario a cargo del arquitecto Aurelio Froján, y fue el arquitecto Andrés Duprat quien se encargó de dar una orientación artística a la obra. El proyecto de remodelación buscó preservar la esencia del lugar, por lo que el espacio debía evidenciar de manera muy sutil que en los pisos superiores seguía funcionando una central telefónica.

A partir del 3 de julio de 2014 el Espacio abrió sus puertas totalmente renovado, impulsando distintas formas de aprendizaje, creatividad y pensamiento, invitando a la participación activa del público y promoviendo experiencias sorprendentes y transformadoras.

https://youtu.be/N1DnB3w8Ih0